¿Podemos escuchar música de fondo para estudiar o trabajar?

estudiar musica

Muchos jóvenes recurren a la música para concentrarse a la hora de preparar sus exámenes, pero casi todo cometen el mismo error de escoger canciones con letra.  Las letras son el aspecto que más distrae de la escucha musical de fondo, porque compiten con las mismas regiones cerebrales que procesan el lenguaje. De hecho, los estudios revelan que la música de fondo más molesta es la música vocal de ritmos rápidos, y conocida y apreciada por el oyente.

No importa tanto el género de música, ya sea clásico, jazz, pop o rock, como las características musicales inherentes que afectan nuestro estado de ánimo y a la preparación para el aprendizaje. Estas características incluyen el tiempo (la velocidad del ritmo), el volumen, la tonalidad (mayor o menor) y si la música es instrumental o tiene palabras. Todo eso sin entrar a valorar las texturas, rango melódico y complejidad rítmica.

Factores que influyen en la música de fondo:

Estos son los factores que influyen en que la música de fondo, con letra o sin letra, ayude a la concentración en otras tareas o si simplemente sirve de distracción:

  • Tiempo moderado
  • Volumen constante
  • Emocional
  • Tonalidad principal
  • Instrumentales

En la música clásica, por ejemplo, podemos encontrar un buen repertorio de música de fondo para estudiar y trabajar. La música barroca adecuada incluye composiciones de Bach, Handel, Vivaldi y Pachelbel, y la música clásica adecuada incluye selecciones de Haydn, Mozart y Boccherini.

estudiar musica

Aquellos a quienes les gusta estudiar con los siguientes beneficios:

  • Se cierran las distracciones
  • Me sumerjo en mi propio mundo y me vuelvo más productivo
  • Me pone en un estado de ánimo positivo y un mejor estado de ánimo
  • Me da una sensación general de bienestar
  • Me mantengo enfocado por más tiempo
  • Hace que el tiempo pase rápido
  • Me ayuda a trabajar más