Imprescindibles para convertirse en un decorador de interiores

Muchas personas llegan al mundo del diseño de interiores, ya que simplemente son unos enamorados de los muebles y las telas. Sin embargo, nadie puede negar que el talento natural, sin duda ayuda en cualquier carrera.

Por ello, si estás pensando en convertirte en un decorador de interiores, te aconsejamos que hagas una evaluación de tus talentos naturales para conseguirlo, puedes ayudarte de las empresas de reformas barcelona, que te ayudarán y guiarán por el proceso. He aquí un listado de los rasgos imprescindibles que todo decorador de interiores con éxito debe tener:

Tener buen ojo para el color

Si todos tus amigos ven negro donde tú ves un color azul-negro con toques de verde, entonces definitivamente tienes un buen ojo para el color. El truco para ver realmente el color es ser capaz de ver los matices del mismo y el fondo o marco en el que se encuentran. Si dominas esto, será una gran ventaja para ser un futuro decorador.

Ser multitarea

Como decorador, a menudo también tienes que ser mediador, contratista, consejero matrimonial y asesor personal: ¡todo al mismo tiempo! Tendrás que gestionar múltiples clientes y proyectos al mismo tiempo, y en más de una ocasión.

Algunas personas son naturalmente más metódicas que otras y no son compatibles con la multitarea. Si es tu caso, puede ser que todavía tengas la oportunidad de hacer una retirada a tiempo.

Un líder nato

Un diseñador jefe es principalmente un jefe de proyecto, que debe mandar con firmeza y saber gestionar el trabajo de los contratistas y los equipos, así como con los clientes. Sin embargo, muchos decoradores no cumplen los requisitos de liderazgo natural y prefieren desempeñar papeles secundarios.

 

Tener una buena organización

Gran parte de la decoración proviene de una buena organización. Además, cuando se trata de la gestión de múltiples clientes, proyectos y presupuestos, uno tiene que ser organizado.

Por ello, si eres de las personas  a las que le gusta tener su propio espacio en orden, así como las tareas que durante el día debes desempeñar, estarás en el camino correcto para convertirte en decorador.

 

Saber visualizar

Gran parte de la decoración de interiores se desarrolla visualizando. Sí, las cámaras y los ordenadores ayudan, pero la mayor parte del tiempo tendrás que ser capaz de visualizar el tamaño, el color y la escala de un elemento en un espacio antes de colocarlo allí.

Si esto no es algo natural para ti, la decoración será una batalla para ti y puede acarrearte consecuencias económicas por fallos inesperados.  

 

Sentirse cómodo con las proporciones, perspectiva y equilibrio

Algunas personas nacen con una habilidad natural para visualizar estos conceptos. Otros lo suelen adquirir formándose. Sin embargo, hay muchas personas que, por la razón que sea, nunca captan estas ideas a pesar de mucho estudio o práctica. Si este es tu caso, no te preocupes, todavía hay muchas áreas en el mundo del diseño donde tener éxito como el marketing, pintor decorativo o diseño de muebles.
Desafortunadamente, muchos de los que no son naturalmente buenos en el diseño y la decoración, a menudo no se dan cuenta. Hazte un favor y repasa bien estos conceptos, trata de conocerte a ti mismo y sé honesto con tu personalidad, habilidades y talentos. Pues una carrera puede durar décadas, y el verdadero objetivo es que te haga feliz y lo haga también a los demás.