vuelta-cole

Escoge entre las mejores mochilas en la vuelta al cole

Que los pequeños vuelvan al colegio siempre es motivo de alegría y, a la vez, de preocupación: ¿cómo escoger la mejor mochila para preservar su bienestar y su salud postural? No queremos escoger erróneamente y que la mochila le dañe la espalda.
Además, hoy en día, la oferta es tan amplia que puedes llegar a perderte entre los cientos de modelos de mochilas que hay en el mercado: con ruedas, de bandolera, cuadradas, ovaladas, de plástico, de tela…
Sin embargo, sólo necesitas una serie de consejos a tener en cuenta para acertar en tu elección. Allá van:

Correas y respaldo bien acolchados

Las mochilas de correas son las más popularizadas desde hace muchos años. Si optas por estas, que tengan un buen acolchado tanto las propias correas (que, además, deberían ser regulables) como el respaldo.
Algunos modelos incluyen correas, también, a la altura del pecho y de la cintura, que permiten distribuir mejor el peso.

Tamaño y peso de la mochila

Un truco que te ayudará a escoger entre mochilas del tamaño adecuado para tu hijo es fijarte en que no pase de su cintura. De hecho, para estar bien colocada, debe quedar a la altura de los hombros y terminar 5cm antes de la cintura. Si los superara, estarías ante un modelo demasiado grande para tu peque.
En cuanto al peso, piensa que lo ideal es que la mochila pese menos del 10 por ciento del peso de tu hijo. Busca una resistente pero hecha con materiales ligeros que no vaya a suponer una pesada carga, especialmente, teniendo en cuenta que pesará incluso más cuando cargue con libros, libretas y otro material escolar.

Mochilas con compartimentos

Cuantos más compartimentos tenga una mochila, más homogénea será la distribución del peso. Por eso, si encuentras una con dos (o incluso más) compartimentos, dale una oportunidad, porque podría ser la adecuada si cumple con el resto de requisitos.
En cualquier caso, recuerda: la parte adecuada para transportar los libros en una mochila con compartimentos es en la parte posterior, contra el respaldo. En la parte delantera, la que queda más alejada de la espalda del pequeño, hay que colocar los objetos más ligeros, como el estuche o el bocadillo.

Mochilas con ruedas

Es una buena opción si no hay escaleras ni cuestas en el camino, y siempre que este no sea muy largo. De lo contrario, aunque podría estar evitando problemas en la espalda al no cargar con la mochila, podría causar problemas de muñeca.

Haz uso de estos consejos para aclararte entre mochilas y ¡feliz vuelta al cole!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *